martes, 1 de octubre de 2013

Un año después...

Y después de un año vuelvo a aparecer!!
Digamos que sucumbí a la crisis del bloguero y la inspiración para escribir desapareció.
Y como hacemos los españoles de "bueno mañana lo hago" se convirtió en "bueno nunca lo hago"
Pero como los errores están para aprender vuelvo a la carga con mas ideas y espero, que con mas paciencia.


¿Y qué puedo decir después de tanto tiempo?
Pues que mi vida sigue siendo un poco igual; caótica como yo soy, con algunos cambios sustanciales. El primero introducirme en el mundo del emprendedor y empezar desde cero una empresa de eventos con mi prima y dos amigos. Fiestas hemos hecho pocas pero la ilusión y cariño con lo que lo hacemos nos hace ser una empresa muy válida.
También, he hecho algunos avances en mi carrera, que aunque no me sacan de pobre, si consiguen hacerme creer que casi lo estoy logrando. Un lookbook para una firma bastante conocida, imagen de marca para una diseñadora, algunas publicaciones en revistas online y tres meses de trabajo en una productora. Así que ahí sigo en ese mundillo tan cerrado que es la fotografía de moda, que sin contactos ni dinero los escalones de subida son bastante espaciados, pero que como dice mi abuela son "sin pausa pero sin prisa"

Otros cambios que ha habido este año es el boom de bodas. Esa etapa por la que todos pasamos en un momento de nuestras vidas. 6 bodas he tenido este año, de amigos, primos, mejores amigos, amigos de amigos... vamos que mi armario esta bien surtido de vestidos de noche y mi cartera echando humo.
Pero he de decir que como futura empresaria de eventos, las bodas me encantan. Son alegres, dinámicas, son la excusa perfecta para ir a la peluquería y gastarte un dineral en un recogido, por que tu lo vales, estrenar esa barra de labios de Chanel que solo usas en las fiestas y ponerte el perfume que te cuesta 20 euros el ml. Nos encanta sentirnos guapas y sobretodo cotillear-criticar todos los looks de las demás invitadas, porque reconozcamos, las mujeres nos vestimos para las mujeres.
Luego también esta la parte en que mujeres románticas como yo disfrutamos viendo las caras felices de los novios, el primer baile, las lágrimas del padre de la novia... y todas esas cursilerías que te hacen beber dos copitas de mas en la barra libre.






















Como colofón final el resto de mis descubrimientos que recomiendo a todo el mundo.
Me he hecho cuenta en Histagram y estoy totalmente enganchada, me encanta cotillear la vida de los famosos.
He probado el shushi y se ha convertido en mi cena predilecta, mucho sabor, pocas calorías.
Me he introduciodo mas de lleno en el mundo de la cocina y repostería: ya se hacer a la perfección tartas fondant, cupcakes, popcakes y todos los demás cakes. He hecho mis primeras galletas de mantequilla, mi primera crème brulée y hasta panecillos de ajo.
Me he hecho mechas que de lo naturales que las quería, nadie me las ha notado.
Me he apuntado a una protectora de animales y le he salvado la vida a 5 gatitos.
He ido al gimnasio, he durado 4 meses y he pagado 6.
He conocido París y he tomado macarons en Ladurée.
Y lo más importante he vuelto a escribir mi blog.







































Ilustraciones de Jordi Labanda


No cambien de canal!

La chica del lazo rojo