martes, 24 de julio de 2012

¿Qué ha pasado en Dior?


No sé si soy la única en la tierra que opina esto, pero, ¿qué narices han hecho con Dior?
Todos sabemos que como persona Galliano es un cretino integral, pero hay que reconocer que como diseñador es un auténtico genio.

Cada temporada, esperaba ansiosa ese despliegue de sueños creados a base de superposición de telas, colores y texturas. Un espectáculo digno de la casa Dior. Un acontecimiento que hemos tenido la suerte de poder disfrutar durante años, en donde Galliano nos ha hecho ver que volúmenes imposibles, vuelos infinitos y patronajes de lo más complicados pueden ser posibles en el mundo de la moda.

Desgraciadamente dichas esculturas en movimiento desaparecieron por el mal comportamiento de su creador y como consecuencia de ello, nos dejaron un vacío en las pasarelas de París.

Durante este tiempo se han barajado los nombres de Tisci o Marc Jacobs... y al final cogió las riendas su fiel trabajador Bill Gayten sin saber si sería el paso hacia el gran puesto que ocupaba Galliano o no.
Finalmente a Gayten se le acabó el chollo y nombraron como director creativo a Raf Simons.

He esperado ansiosa al gran día en el que el nuevo “padre” de Dior se estrenara en la gran maravilla que, para mí, es el desfile de alta costura de París. Pero fue una sorpresa non grata la que me di cuando vi su carta de presentación. 

¿Qué se le pasaba por la cabeza cuando decidió cargarse toda la línea de la casa?

Lo que solía ser una obra de arte, un espectáculo en toda regla, un desborde de creatividad ha pasado a ser un pase estilo años 50: nada de decoración, nada de atrezzo, nada de originalidad. Es verdad que se aprecian guiños a Dior como los clásicos vestidos de la firma. Pero esos cortes minimalistas mas dignos de Kalvin Klein ¿a qué vienen? ¿Ese vestido amarillo? ¿La poca variedad textil? ¿Por qué mujeres como Lucinda Chambers dicen “Ha sido lo que se esperaba y más. Un bonito homenaje a Dior(...)”?
¿Mejor de lo que se esperaba??? Yo me lo esperaba mucho, muchísimo mejor! Para ver aires modernos y minimalistas me voy a otro desfile.

Os dejo los ejemplos para que opinéis vosotros mismos.






















No hay comentarios:

Publicar un comentario